Colágeno

RESTAURACIÓN DE MENISCOS Y DISCOS INTERVERTEBRALES

Por: Manuel Zurita

 

En la actualidad estamos presenciando un incremento inmoderado de lesiones en los discos intervertebrales y desgaste precoz de meniscos en jóvenes con actividad atlética.

 

Estas deficiencias están directamente relacionadas a la mala calidad nutricional de la alimentación moderna.

 

Hoy en día, con horror, presenciamos que los jóvenes y el pueblo en general padecen desgaste de articulaciones, meniscos y discos vertebrales, patologías que hace décadas eran exclusividad de ancianos o de maduros deportistas profesionales que durante años habían sometido sus cuerpos a desgaste acelerado.

 

La solución a estas deficiencias en la alimentación, nos la ofrecen los complementos alimenticios a base de colágenos y aminoácidos que obtienen excelentes resultados en estos casos, por ejemplo el PROCARTIL.

 

Pero debemos recordar que la prevención es la mejor medicina, y que para prevenir estas deficiencias en las generaciones futuras, debemos procurar una alimentación balanceada con adecuado aporte de proteínas sanas, lactancia materna, leche de establo y evitar en lo posible alimentos procesados.

 

EL COLÁGENO DE LOS TEJIDOS

 

Con el envejecimiento, la cantidad y calidad del colágeno de los tejidos del cuerpo humano va disminuyendo y como consecuencia se presentan en el organismo, señales inequívocas de falta de colágeno, como son la aparición de arrugas, también se manifiesta con la pérdida de elasticidad del cabello, fragilidad en uñas, disminución del grosor de los discos intervertebrales y desgaste de meniscos (produciendo dolor en las rodillas o chasquidos al mover las articulaciones).

 

Con una dieta rica en colágeno, aminoácidos y minerales, se pueden prevenir todos estos efectos y las patologías y dolores que causa esta deficiencia nutricional.

  1. El desgaste de meniscos que produce dolor de rodillas al caminar o hacer ejercicio; En cuyo caso es indispensable propiciar el proceso de regeneración a base de una nutrición rica en colágeno, aminoácidos y minerales, así como una revisión exhaustiva para colocar en su lugar ligamentos, músculos y tendones, usando la masoterapia, o la ortopedia alternativa.

  2. La fragilidad de los discos intervertebrales, que facilita la aparición de dolores de cintura, las hernias de disco y el dolor de ciática (ciatalgia).

 

Aunque las causas de estos padecimientos pueden ser otras distintas a la falta de colágeno (como traumatismos), solamente haremos hincapié en esta relación. Por lo que cabe señalar que la deficiencia de colágeno en el organismo propicia la fragilidad de los discos y en consecuencia puede presentarse el debilitamiento del disco intervertebral, seguido de la hernia del núcleo pulposo comprimiendo así las raíces nerviosas que salen de la columna vertebral y produciendo dolor, entumecimiento y debilidad.

 

La deficiencia combinada de colágeno, aminoácidos y potasio, puede propiciar también el desgarro de músculos paraespinosos posterior a contracturas ocasionadas por esfuerzos excesivos, como por ejemplo levantar maletas pesadas en el aeropuerto, objetos pesados en el trabajo o grandes cantidades de ropa húmeda durante la limpieza en el hogar.

 

En estos casos es importante recurrir a un profesional de la salud para obtener un diagnóstico apropiado y obtener de inmediato el tratamiento adecuado.

© 2018 by Grupo Médico Dr. Zurita

  • Instagram
  • Facebook Social Icon