Alergias

Por Manuel Zurita

 

¿Qué son las alergias?

 

Las alergias son una reacción exagerada por parte del sistema inmunológico a sustancias (alergenos) que generalmente no debieran ser dañinas.

 

Por ejemplo, recientemente usted puede haber visto un comercial en la televisión donde dice "los ácaros son causantes de las alergias, por ello compre esta hermosa plancha de vapor que los matará a todos".

 

En realidad los ácaros no tienen por sí mismos la capacidad de producir ninguna alergias, los ácaros están en todas partes y no están presentes en camas y almohadas por una limpieza deficiente.

 

Sin embargo, los pacientes que sufren de alergias a los ácaros mejoran cuando estos ácaros se eliminan de manera más frecuente de sus camas y almohadas.

 

Esto quiere decir que el problema no es la presencia del ácaro en sí, sino el sistema inmunológico que reacciona de manera inadecuada ante un organismo que ha convivido con el ser humano desde antes de que el ser humano fuera Homo Sapiens.

 

De tal forma que ni el polen, los olmos, las fresas, el chocolate, la miel, los ácaros y otros factores ambientales o alimenticios pueden llamarse alérgenos para todos. Solo se refiere a ellos como alérgenos cuando son mal tolerados por el sistema inmunológico de algún paciente.

 

¿CÓMO SE MANIFIESTAN LAS ALERGIAS?

 

Las alergias se pueden manifestar en diferentes sistemas, afectando frecuentemente al aparato respiratorio, piel y al tracto gastrointestinal ya sea con uno o más de los síntomas que se mencionan a continuación.

 

En ocasiones los pacientes alérgicos son diagnosticados con múltiples enfermedades aunque el origen alérgico es uno solo: De tal forma que encontramos en la consulta pacientes que han sido diagnosticados con hiperreactividad bronquial, asma, bronquitis asmatiforme, rinitis alérgica, bronquitis alérgica, sinusitis crónica, conjuntivitis alérgica, colitis inespecífica, dermatitis atópica (también conocida como neurodermatitis), dermatitis seborréica, otros más con dermatitis por contacto, síndrome de colon irritable (que la mayoría conoce como “colitis”), gastritis, alergias alimentarias, intolerancia a la lactosa, al gluten y una larga lista de “itis”.

 

Y por esto los pacientes son visitantes frecuentes de múltiples especialistas médicos y tratados con polifarmacia. Es decir, utilizan varios medicamentos, cada uno recetado por un especialista para tratar distintos síntomas cuando el orígen de sus padecimientos alérgicos es uno mismo y que de tratarse de manera integral y desde el origen puede mejorar de manera importante la calidad de vida del paciente.

 

Los pacientes que presentan su proceso alérgico en vías respiratorias pueden sentir irritación en la garganta y frecuentemente la describen como “Si tuvieran un polvito en la garganta”, también pueden presentar comezón en los oídos, estornudos “en salva” que consiste en tener más de 3 estornudos consecutivos, pueden tener ojos llorosos, con comezón y enrojecimiento (conjuntivitis alérgica).

 

En el caso de la rinitis alérgica las personas afectadas pueden tener los siguientes síntomas:

 

    • Nariz tapada.- A veces esta obstrucción no permite que el paciente descanse bien durante la noche, puede sentir que se tapa y destapa intermitentemente.

    • Boca seca.- Esto se produce por respirar a través de la boca y no de la nariz.

    • Constante salida de moco transparente y acuoso.

    • Descarga retronasal.- Cuando el moco no puede salir a través de la nariz, este sale hacia la parte posterior de la garganta.

    • Comezón en la nariz.- Algunas veces es tan frecuente esta comezón y se presenta durante tanto tiempo que los pacientes desarrollan una pequeña arruga horizontal sobre el dorso de la nariz que no se borra.

    • Ojeras y arrugas debajo de los ojos.- Estas ojeras son ligeramente violáceas o rojizas y las pequeñas arrugas debajo de los párpados se llaman líneas de Dennie-Morgan o líneas infraorbitarias, estas dan un aspecto cansado o enfermizo al paciente afectado por las alergias.

Fig 1. Líneas infraorbitarias (Dennie-Morgan),

Ojeras en paciente con alergias

La presencia de alergias en vías respiratorias predispone a un mayor número de infecciones respiratorias, esto se debe a que el sistema inmunológico está “peleando” contra las mucosas del tracto respiratorio, debilitándolo y haciéndolo presa fácil de la colonización de microorganismos como virus y bacterias.

Este debilitamiento de las mucosas debido a las alergias es un importante factor responsable del desarrollo de la sinusitis crónica.

La alergia en piel puede presentarse de diferentes formas y  con diferentes nombres: Eczema, neurodermatitis, dermatitis atópica, dermatitis alérgica, dermatitis por contacto y urticaria. Intuimos por su relación con otras alergias y por el beneficio que tienen con el tratamiento natural de las alergias que tanto la rosácea (enrojecimiento y lesiones cutáneas que se confunden con el acné), como la queratosis pilar, pudieran tener un origen inmunológico aún no descrito o ampliamente conocido.

Estas reacciones en piel pueden darse por estímulos externos o internos (que ya mencionamos que no son directamente la causa) como: el látex, alimentos, el contacto en la piel con los materiales que se usan para hacer pañales, frío y una gran lista de estímulos.

Las alergias cuando se presentan en tracto digestivo, frecuentemente pasan sin ser diagnosticadas con algún nombre en específico o simplemente como síndrome de colon irritable, los pacientes frecuentemente se quejan de “colitis y gastritis” y uno o más síntomas alérgicos en piel o vías respiratorias. Esta “colitis y gastritis” frecuentemente es tratada con medicamentos que suprimen la producción de ácido clorhídrico y otros que desinflaman, logran una mejoría parcial o ninguna. En estos pacientes una historia clínica y una exploración física  completa es lo mejor.

Nuestro tratamiento:

Se dio inicio a la investigación en torno a los productos obtenidos a partir de la Porophyllum Sp. comúnmente conocido como Hierba del Venado y se aplicaron los correspondientes protocolos de investigación. Finalmente se obtuvieron las actuales mezclas de extractos vegetales preparados por los investigadores Durán y Zurita, que han logrado estabilizar y regularizar la producción de inmunoglobulina E dentro del organismo.

El extracto vegetal al que hacemos referencia se utiliza para el tratamiento de las alergias que se pueden comprobar por medio de los signos clínicos que detecta su médico así como las pruebas de Inmunoglobulina E.

 

Esta hipersensibilidad puede presentarse en diversos sistemas o partes del cuerpo, sin embargo, ya que la Hierba del Venado ataca el problema de raíz, puede ser utilizado para esta hipersensibilidad cuando se produce en vías respiratorias, en piel, tracto gastrointestinal, ojos (cuando existe conjuntivitis alérgica).

 

Los resultados positivos se hacen notorios durante las primeras 3 semanas de utilización de los extractos de Hierba del Venado y aumentan progresivamente conforme van pasando los meses.

Algunos pacientes han reportado que después de los 9-12 meses de tomar la Hierba del Venado no han vuelto a presentar ningún tipo de alergia, especialmente aquellas personas que lo toman durante la infancia.

Otro grupo de personas después de tomarlo por 9-12 meses reportan no presentar alergias por algunos años y regresan a la consulta médica y a tomar el extracto de la Hierba del Venado por unos meses más, a este último grupo de pacientes frecuentemente les regresa el cuadro alérgico aparentemente ocasionado por algún cambio hormonal o mujeres que entran a los 28 ó 29 años de edad donde suponemos debe existir un cambio hormonal que no es tan evidente como el de la adolescencia o menopausia.

Otras personas más consiguen la mejoría solo mientras toman el extracto y como en todo tratamiento, siempre hay un grupo de personas a las que el D-Z no puede ayudar, pero este grupo de pacientes frecuentemente se detecta a los 2 ó 3 meses de consumo del extracto y con ellos pueden intentarse otros recursos de la medicina homeopática como la homotoxicología y las autovacunas homeopáticas (que no son lo mismo que las vacunas que utilizan los alergólogos alópatas).

Este último grupo de pacientes que no presentan ningún tipo de mejoría después de tomar el extracto de Hierba del Venado, representa un pequeño porcentaje y generalmente son personas con el diagnóstico de angioedema hereditario, estos pacientes sin embargo han tenido muy buenos resultados y solo de control de síntomas con las autovacunas homeopáticas cuando todo lo demás les ha fallado.

Cabe señalar que el extracto de Hierba del Venado es útil incluso para los pacientes a los que todos los demás recursos terapéuticos como la alopatía y homeopatía no les ha funcionado o cuyos resultados son insuficientes para llevar una vida plena.

Con respecto a enfermedades autoinmunes como lupus eritematoso sistémico, artritis reumatoide, enfermedad mixta de la colágena, presentación de anticuerpos antifosfolípidos, CUCI (colitis ulcerativa crónica inespecífica) y Crohn, los pacientes presentan una mejoría importante cuando se le agrega la Hierba del Venado a su régimen médico alopático.

 

Cabe destacar que el extracto de Hierba del Venado puede y debe ser utilizado inicialmente con todos los medicamentos que el médico tratante ha indicado. Esto es de especial importancia porque algunos pacientes ya están tomando corticosteroides indicados por su médico y estos por ningún motivo deben de ser abandonados abruptamente y sin el consejo de su médico tratante. Especialmente si se ha tomado prednisona (o cualquier medicamento derivado de la cortisona) por más de dos semanas seguidas, debe ser disminuido progresivamente para evitar una emergencia médica conocida como insuficiencia adrenal.

 

Los médicos de cualquier especialidad tienden a buscar el abandono de los corticosteroides cada vez que los pacientes van mejorando, esto a fin de reducir los conocidos efectos secundarios de estos medicamentos.

De tal manera que la propia mejoría del paciente tomando Hierba del Venado dará la pauta para que su médico vaya reduciendo poco a poco los medicamentos que puede estar tomando.

Este es un tratamiento complementario y no sustituye las indicaciones de su médico. 

© 2018 by Grupo Médico Dr. Zurita

  • Instagram
  • Facebook Social Icon